Perfil genético de obesidad (PGO)

 


¿Qué sabemos de la obesidad hoy que desconocíamos hace 20 años?

Sabemos que la acumulación de grasa es un rasgo regulado genéticamente. Algunas personas heredan desde el nacimiento una predisposición al sobrepeso.

La relación entre alimentación y peso no es una fórmula matemática, hay personas que comiendo mucho engordan poco y otras que comiendo poco engordan mucho. Estas diferencias están genéticamente determinadas.

Muchos de nosotros somos capaces de almacenar energía de forma muy eficiente gracias a nuestros genes ahorradores, por ello, cuando no existe restricción nutricional y aumenta el sedentarismo, las personas que tienen una dotación genética predisponente pueden desarrollar obesidad.

Hoy sabemos que entre el 40% y 70% del sobrepeso tiene una base genética, y que la identificación de determinados factores genéticos supone una vía de apoyo para abordar el tratamiento de la obesidad.


¿Cómo hacerme la prueba?

El panel de obesidad está pensado para detectar variantes genéticas asociadas a obesidad común y permite conocer qué proporción de la obesidad de una persona puede atribuirse a factores genéticos y cuál va a ser su respuesta a diferentes opciones de tratamiento.

Al igual que cualquier otra prueba genética, requiere el consentimiento informado del paciente. El análisis genético de obesidad se realiza a partir de unas gotas de sangre capilar obtenidas mediante una pequeña punción en la yema del dedo. Estas gotas quedan impregnadas en una tarjeta de papel que será remitida a nuestro laboratorio que emitirá un informe en 15 ó 20 días. No es necesario tomar la muestra de sangre en ayunas, por lo que puede realizarse en cualquier momento del día.


¿Qué beneficios obtengo al hacerme este estudio?

  • El resultado permite elegir la intervención dietética de mayor probabilidad de éxito para cada paciente.
  • Mayor entendimiento de la obesidad por parte de los pacientes, lo que contribuye a una mejor adhesión al tratamiento.
  • Establecimiento de objetivos realistas al aproximarlos al índice de masa corporal (IMC) óptimo para cada paciente.
  • Ayuda a desechar el concepto de “dieta milagro” y a entender un tratamiento dietético a largo plazo.
  • El panel PGO muestra variantes genéticas informativas en el 95% de los casos estudiados.


Todos estos factores contribuyen a que las personas que realizan una intervención dietética adecuada a su perfil genético consigan una mayor pérdida de peso que las personas en las que se elige una dieta al azar.


El estudio genético de obesidad es un informe de naturaleza clínica y como tal debe ser valorado por el profesional adecuado. Deja que sea tu médico, endocrino o nutricionista, el que interprete los resultados, ya que es el que mejor puede aprovechar la información que contiene además de conocer tu historia clínica y tus circunstancias personales.

 

Más información: 94 417 03 16

 

CONTACTO

Laboratorio central:
Barrio Nuevo Ategorri 10
  48950 Erandio (Bizkaia)

94 417 03 16

consulta@medikosta.com